Viveros citrícolas comenzarán a producir bajo cubierta plástica Facebook icono

Por Agroclipping • 1 Feb, 2011 • Sección: Frutihorticultura

Fuente: El Libertador
La iniciativa surgió como uno de los métodos de prevención de la enfermedad conocida como del dragón amarillo (HLB), que afecta a las plantaciones de cítricos en gran parte del mundo y se halla muy cerca. La normativa fitosanitaria es obligatoria desde el 1 de enero.COBERTURA. Los viveros construidos con mallas antiafidos se presenta como una solución.Ante la existencia de plantaciones afectadas por la enfermedad conocida como del dragón amarillo (HLB, Huan Long Bing), a unos 300A kilómetros al Norte de la provincia Misiones en territorio brasileño, en Corrientes se realizó un relevamiento de los viveros para tender a producir bajo cubierta plástica.El titular de la Cooperativa citrícola San Francisco Ltda. de Monte Caseros, comentó a EL LIBERTADOR que en el marco de las acciones de prevención se está elaborando el diseño de las estructuras que albergarán los plantines de cítrus, de manera que se pueda evitar el ataque de la enfermedad en el estadio inicial de crecimiento de la planta. Este emprendimiento comprende toda la cuenca del Río Uruguay, mientras que la zona de Bella Vista aún no ha dado pasos concretos al respecto.Por su parte el técnico del Inta Edgardo Lombardo recordó que una Resolución del Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), estableció que a partir del 1 de enero de 2011 los viveros están obligados a producir de esta manera y trabajan para encuadrarse dentro la normativa.La resolución dispone entre otras cosas que, todo el material de propagación de cítricos incluida la planta terminada, deberá producirse y mantenerse en viveros bajo cubierta en instalaciones que cumplan con exigencias específicas. Sugiere en ese aspecto que la estructura sea de metal o madera con cobertura plástica y malla antiafidos y los plantines se cultiven en macetas.En México, Brasil, Cuba y otros países los viveristas desde hace varios años emplean mallas antiafidos para proteger diversos cultivos. Se presenta como la mejor alternativa natural para controlar los insectos. Esta barrera física evita los virus impidiendo que los insectos entren en contacto con el cultivo, y ayuda a evitar grandes pérdidas económicas.Está probado que actúa contra los vectores de virus (mosquita blanca, áfidos, trips), así como otros causantes de daños como el minador y escarabajos entre otros. Algunas de las plantas más sensibles a la virosis son las cucurbitáceas (calabaza, sandía, melón, pepino) y solanacéas (papa, tomate, berenjena, chile o ají), y en este caso se usara en cítricos para prevenir el HLB.Aunque la enfermedad no es peligrosa para los humanos, destruye la producción, afecta a la apariencia y valor económico de los árboles de cítricos, al igual que el sabor de la fruta y el jugo.En la actualidad se la considera la más destructiva del mundo para los cítricos, fue confirmada en Brasil en marzo de 2004. De un relevamiento realizado en 2009, se desprendió que el virus está en más del 95% de plantas sintomáticas.Brasil, advirtió que en todos los países de las Américas donde esta presente el insecto vector, Diaphorina citri Kuwayama (Hemiptera: Psyllidae), es posible que dentro de poco tiempo puedan tener la enfermedad.Esto puso a la Argentina en alerta y en especial a Corrientes y Entre Ríos cuya producción de cítricos, (naranjas y mandarinas), constituye el 75 por ciento del volumen que exporta el país.Desde 2010, el Senasa en conjunto con otros organismos nacionales como el Inta, reforzaron las medidas de prevención y recrudecieron los controles en las zonas fronterizas para el ingreso de especies vegetales. Se busca cubrir varios frentes, de manera que se hizo hincapié en la toma de conciencia por parte de la población de la necesidad de erradicar los hospederos del insecto vector, uno de ellos el Mirto.Mientras se realizan todo tipo de pruebas de laboratorio para buscar una cura, así como tratamientos para estar preparados ante el posible ingreso de la enfermedad. En este sentido, el Inta Bella Vista cuenta con un Laboratorio de Fitopatología en Cítrus completamente acondicionado para realizar el diagnóstico de HLB, tanto en plantas cítricas como en el insecto que transmite la enfermedad, Diaphorina citri.En todos los países donde está el HLB, causó graves daños afectando seriamente el cultivo y la producción de cítricos, por el costo de producción debido al aumento del uso de insecticidas, la mano de obra para las inspecciones y la erradicación de las plantas con síntomas, así como las cualidades de los frutos.

Fuente: El Libertador – Corrientes – Corrientes – Argentina

Agregar a:
Facebook icono Twitter icono

Escribe un comentario